Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normas del foro
Vie Ago 25, 2017 9:28 pm por Nirvana Gintare

»  Comprar pasaportes , licencia de conducir,DNI, permisos de residencia
Miér Ene 27, 2016 1:55 am por picoloxavi7

»  Comprar pasaportes , licencia de conducir,DNI, permisos de residencia
Miér Ene 27, 2016 1:52 am por picoloxavi7

»  Comprar pasaportes , licencia de conducir,DNI, permisos de residencia
Miér Ene 27, 2016 1:51 am por picoloxavi7

» Registro de mascotas
Dom Oct 11, 2015 8:44 pm por Ceres Darcy

» Cuanto más extravagante sea una mujer, más hermosa será...Como una flor venenosa
Dom Oct 11, 2015 8:14 pm por Ceres Darcy

» Seven Capital Sins [Normal]
Vie Oct 09, 2015 3:53 pm por Invitado

» Shikaisen Paradise // Cambio de botones
Dom Mayo 03, 2015 7:16 pm por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 6:07 pm por Invitado


 photo AdminBoton_zps39148abf.png photo ModHibari_zpsd8ace461.png photo ModPhilia_zpsfd59ac75.png photo ModMarshall_zpsa2a56ed3.png photo ModMunin_zps62bd1160.png



Inert LoveCrear foroCrearDangerous LoveLoving Pets!Lacim TenebrisAi No Kusabi Rol photo 35x35-1.pngCrear foro photo untitled45.pngAi No Kusabi RolCrear forotexto al poner el cursorDark CarnivalBelovedHogwarts


รัง.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

รัง.

Mensaje por Maiphai Imanothai el Lun Oct 14, 2013 1:46 pm


ไม้ไผ่
MEMORY, ALL ALONE IN THE MOONLIGHT.
Vaya, no creí que volvería a mencionar su nombre otra vez. Mai fue alguien en quien erróneamente deposité confianza en la relación que jamás pudo ser, no le tengo rencor, más bien es una incurable decepción. Maiphai no es de por aquí ¿sabe? su apellido, Imanothai, delata eso. La encontré en sus diecinueve años de vida en aquel sitio, sacando cuentas actualmente debería tener veintiuno, una mujer muy joven y frágil para vivir en donde lo hacía. Pero ya no es asunto mío. ¿Aún no dedujo su origen? Nació en Bangkok amigo, por lo que es Tailandesa. Oh, un demonio por lo que tengo entendido, pero yo no creo en demás fantasías, aunque de cierta forma ella lo era debido a su profesión de bailarina exótica, pintoresca artista. Y de paso le confieso que es la primera mujer tailandesa que he visto por esos lares. Los hombres la acortejaban obviamente, a veces más de lo debido, y ella respondía amablemente de todas formas. Estaba claro que le gustaba recibir halagos de vez en cuando, pero la considero bisexual ya que si era tratada bien por otra fémina, se comportaba de una manera muy diferente a lo normal con una.

descripción física

Físicamente… aquí me gustaría ser más explícito, pero lamentablemente sólo puedo mencionar lo que otros también pueden ver. Confieso que en reiteradas ocasiones traicioné la confianza que ella tenía en mí, pero créame cuando le digo que me retorcía al tenerla tan cerca y no poder siquiera tomar de su mano. Me volvía loco. Su cuerpo, señor, es un templo al que nadie ha visitado aún, y pese a la mala fama que llegó a tener nadie fue capaz de negar su belleza física. Pienso que lo que se resaltaba más en su persona era la coloración de su piel, pálida como jamás vi ni creo ver nuevamente en mi vida. Pero en Maiphai era admirable, noté su textura blanda y un poco fría, sí, a su cuerpo le costaba trabajo llegar a una temperatura cálida válida para cualquier ser humano. Humana, olvidaba muchas veces que ella no lo era. Todas las armas femeninas que uno ya mentaliza, como maquillaje, accesorios y lindos vestidos, tenía buen gusto a la hora de combinar todo esto. Hubo un vestido en particular, fue el que más conocí ya que era el elegido cuando debía salir de imprevisto o simplemente porque el tono morado le fascinaba. Aquel dejaba relucir sus largas y finas piernas, motivo de envidia y de deseo por qué no.

Provocaba, pero lo más interesante es que no lo hacía a conciencia. Es más, se molestaba cuando una persona pasaba más de cinco minutos mirándola. Se acostumbró luego, aunque posteriormente, fuera de lo habitual, se apenaba ante miradas curiosas.

En eso, con respecto a sus rasgos faciales, sus ojos rasgados y más expresivos que otros asiáticos delatan que no es de países como China o Japón, pero ¿notaron su color?, son maravillosos. Un tono grisáceo fuerte que por las noches se torna rojizo, todas las noches sin excepción alguna a partir de las 20:30 hs. Me siento obligado a mencionar su característica demoníaca: simple y sencilla, identificable y típica, dos pares de cuernos no muy extensos que sobresalen de su frente. Aunque era muy discreta, no demostraba libremente a qué raza pertenecía. Una mujer de cabello azabache, muy sexy, mezclada con ternura. ¿Sabe? La vi pasear con toalla, como mínimo, por mi casa muchas veces, así que soy capaz de decir un poco más que sus conocidos, tal vez lo mismo que cientos de hombres más, no importa. En todo movimiento brusco o delicado no se podía apartar la vista de su mediana cantidad de pechos casi al descubierto, no forman parte de un complejo pero que son seductores, sí que lo son. La mayoría se queda con lo expuesto y resaltado a más no poder, pero en mi caso particular me encantaba apreciar mejor sus rasgos faciales. Tenía labios tentadores, no esos típicos pulposos pintados de rojos como toda mujerzuela suele tener, sino unos más diminutos y rosados. Solía relamérselos a menudo para mi maldita suerte. ¿Maquillaje? ¿Para qué?, siempre le dije que se veía mejor sin aquel, pero insistía en aplicarse rímel, sombras, esa clase de cosas. Mal no le hace, aunque insisto que es más bella naturalmente. Simétrica intentaba ser con sus delgadas cejas, cuidaba mucho su presentación al fin y al cabo, de eso dependía su vida. Lo que puedo agregar es que no se sentía muy cómoda con su nariz pero son sólo defectos que ella sola ve, como todos algún complejo debía de tener.

Ojalá hubiera podido ser más categórico.

descripción psicológica

¿Puedo acotar algo personal? Me enamoré de ella desde el primer día en que la vi, y no se trató de una vulgar seducción por su arte, sino que tuve la oportunidad de compartir algunos momentos a su lado fuera de aquel ámbito; créanme cuando les digo que es una persona maravillosa. Es una mujer que ha crecido mucho y de golpe, nunca fue niña, nació así, como una mujer adulta y vivió como pudo, pues la vida le deparó desgracias que usted y yo hubiéramos considerado insoportables. Sufre porque sabe que nació para eso, para su vulgar arte, pues su madre le inculcó el autosacrificio desde una edad tierna. Pero ella no es una mujer débil. Le sorprendería saber cuan fuerte es Maiphai.

Eso se deberá a  que no es humana. Puede que su alma esté resquebrajada pero su temple es de hierro... sólo vulnerable al calor de sus emociones y al fragor del amor. Es por eso que las personas recurrían a ella y a su manto protector, pues sabían que la mujer nunca los defraudaría. Entregada, amante del amor y de la vida y de los pequeños detalles que la conforman. Extremadamente inteligente, aguda y reflexiva. Es un hecho, pocos detalles pueden llegar a escurrirse de entre sus manos. Tiene muchos temores con los que intenta combatir diariamente, después de todo no es perfecta. Tampoco es especialmente abierta acerca de su pasado o de su persona, pues es recelosa de su privacidad y de su intimidad. ¡Si viera cómo se comporta cuando está en el escenario! Es sorprendente la naturalidad con la que atrae a los hombres. Pero es gracioso cuando ella se gira y atiende con absoluta dedicación a alguna bella dama. No por ser seria y refinada significa que sea un témpano de hielo incapaz de bromear, al contrario, pues puede ser tan graciosa y risueña como cualquier otra mujer de su edad. Siempre me recordó a esas damas japonesas entregadas a las artes, la danza y al entretenimiento de la mente, a las geishas. Pero cuidado, señor, le provoca un ápice de desprecio que se confundan con respecto a su nacionalidad.

Su semblante tranquilo y relajado es un potente imán y su discreción es un tesoro invaluable. Es excelente para escuchar los problemas de los demás, irónicamente, aunque difícilmente dejará ver alguno de los suyos. Una vez que se la conoce, se podrá notar a Maiphai como una mujer apacible, profesa empatía, llena de carisma, ánimo y actitud. Se esfuerza por mejorar cada día y comunicarse mejor,  muy humanitaria por lo demás. La fémina en realidad por dentro tiene un sinfín de sentimientos que no sabe explicar. A veces le gustaría ser tan indolente como muchos que se jactan de hacer hasta las atrocidades más psicóticas y no arrepentirse de ello, no tener ni el más mínimo cargo de conciencia, tan demoniaca como realmente tendría que ser. Pero es demasiado altruista como para no pensar en los demás, un fallo curioso de la naturaleza.

gustos

Su platillo favorito es el llamado Pad Thai recuerdo, una comida típica en la gastronomía tailandesa. Aunque también puedo mencionar el Kaeng Kari Ka —fíjese que me los he aprendido a la fuerza, y es gracioso porque ahora no los puedo olvidar— y como desayuno tenía de costumbre comer arroz solo, sin acompañamiento. Englobando todo, básicamente se preparaba platos de su país, aunque no es lo único que la satisfacía. La comida chatarra como no, de vez en cuando en situaciones que el tiempo le escaseaba. Cuando la conocí llevaba un año y medio yendo a clases de violín, ese era su pasatiempo y de alguna forma se comunicaba con las bellas notas que tocaba. Reemplazaba las palabras con sonido, y eso es algo que muy pocos pueden hacer. Las amistades no se le daban bien, pero cuando conseguía a alguien con quien pudiera comunicarse enseguida se llenaba de gracia y alegría. Inclusive cuando no hacía frío, ella lo tenía. Será un raro caso con su sangre, y para no molestar jamás decía lo que sentía hasta que sus pómulos se tornaban rojizos, el calor es más de su agrado. Demostraba interés por algunos artículos infantiles, tales como osos o colgantes de series para niños. Sin embargo trataba de pasar desapercibida, por vergüenza quizás, y le costaba tanto hacerlo. Como toda mujer, accesorios femeninos para bolsos, partes del cuerpo y ropa. Usaba un exquisito perfume con aroma a limón, ni muy fuerte o suave, solo lo justo para embriagarse con el mismo. Los libros, le atraía la lectura específicamente.

odios

¿Disgustos? Bueno, los malos vicios como el tabaco y el alcohol, simplemente porque su estómago no los soporta. De hecho una vez hice que tomara una pequeña copa de vino tinto, ¿para qué? devolvió todo antes de llegar a su casa. No estaba preparada para tragos fuertes o alguna sustancia ajena y peligrosa porque su cuerpo los rechazaba inmediatamente. Existía un límite para las bromas, no le molestaba que hicieran chistes discriminatorios sobre su persona, una, dos y hasta tres veces. La cuarta vez ya era personal. Pero para llegar a eso había que derribar una gran muralla de paciencia. Evitaba hablar sobre su vida pasada, era un tema que esquivaba todo el tiempo. Tampoco compartía muchas cosas acerca de su persona, se reservaba las acotaciones innecesarias. Una vez manifestó su repugnancia hacia los cuentos infantiles, no le gusta la fantasía al parecer, pero nunca vi a una persona que se molestase tanto por ello. No era un odio absoluto, más bien se ponía nerviosa cuando los niños se le acercaban, no sé por qué. También la destrozaba llorar, en sí es una imagen bastante incómoda, su llanto ni siquiera es un susurro, hasta en eso la vida la ha castigado. En medio de esto le agarraba somnolencia y rogaba por volver a su casa. Creo que debo mencionarlo: tiene mucho miedo de que le suceda algo y que nadie esté allí para socorrerla. Desea gritar como jamás lo podrá hacer en su vida, pero básicamente es una fobia a estar en sitios poco concurridos. Ahora que lo pienso mejor, ¿será por esa razón que siempre quería estar cerca de otra persona?. Odiaba que la apuren, ya que así demostraba lo torpe que era mediante la presión. Su productividad hacía un retroceso en vez de mejorar.

historia

¿Su historia? Creo que usted no me estuvo oyendo, ella no confió en mí de esa manera. Por desgracia no sé nada de su pasado, únicamente su procedencia, edad y nombre. Sin embargo me ha dado pistas del mismo, como que vino de una familia de bajos recursos, y la tragedia que afrontó de su pobre hermana menor. Ojalá hubiera podido conocer a la pequeña, no recuerdo su nombre, pero ella me platicó grandes logros de las que estuvo orgullosa.
----------------------
Es tosca, tosca como lo era su madre, que en paz descanse, y la vida que tuvo por delante desde el inicio no la ha apoyado en sus decisiones. De por sí es una gran dificultad no poder expresarse con el habla, llegó al mundo con las cuerdas vocales inútiles, por lo que jamás ha logrado soltar ni un pequeño gemido. Se hicieron presentes pequeñeces al respecto, como que una vez intentó arreglar su mudez poniéndose un tenedor en la garganta; a consecuencia se desgarró parte de la misma. Varias veces manifestó su odio hacia aquel impedimento, pero con el tiempo dejó de quejarse, porque se dio cuenta que ser muda es de lo menos que debía preocuparse.

Ya experimentada comenzó a comunicarse como las personas en su condición lo hacen, aunque al principio llevaba a todas partes un cuaderno y lápiz para escribir lo que quería decir en todo caso. A muchas familias en Tailandia le cuestan llevar la comida a la mesa, es más, existe un lugar concentrado en el que la gente es de clase más baja que media. Ese fue su hogar, ni muy elegante o pulcro, habitar de esa manera contribuyó en su crítica de que ser “especial” al fin y al cabo no le sirve para nada tal como quiso hacerle creer su madre. No la odiaba por supuesto, pero ambas tenían sus rivalidades porque eran diferentes de pensamiento. Y pese a la abundante pobreza su madre tenía un empleo con salario mínimo, el suficiente para mantener a ambas. Maiphai no podía asistir diariamente a la escuela, por lo que se vio obligada a repetir dos años seguidos al no tener suficientes notas como para promoverla de salón, primordialmente porque debía encargarse de otras tareas —caseras en su mayoría— y omitía el lujo de los estudios. Una injusticia justa, la castaña no es tonta y siempre pudo ir más allá, de no haberse encaprichado en estos momentos haría algo más experimentado que la danza exótica. Cómo olvidarse que el acoso escolar la perseguía en cada esquina, eran pocos pero se conocían mucho, y como era la única con el impedimento del habla en el pueblo la han curado de variadas oscuras maldades.

Los niños son crueles, y de eso no se olvidará jamás. Su personalidad solidaria y justa no es de nacimiento, es el fruto de una vida con discriminación y marginalidad de por medio como verán. ¿Alguna vez les ha platicado de Ubon? No es de sorprender. Ubon fue el fruto de una aventura de verano, y como no, de su madre debía ser.

La hermanastra menor presentaba ciertas particularidades anormales dentro de un país asiático, como su hermosa cabellera rubia o sus jugosos labios, ambas herederas de un gen que da origen a esas “mutaciones”. El pleito que podría provocar la llegada de una nueva habitante en la casa no fue llevado acabo, porque Maiphai encontró varias cosas en común en ella aun cuando era una bebé. Por ejemplo que ninguna de las dos tenía alguna idea del paradero de sus padres, ni siquiera un nombre, además de compartir el mismo problema con respecto a las cuerdas vocales. En el fondo siempre quiso tener una persona con quien comunicarse y jugar, o entenderse, Ubon fue de las mejores cosas que le sucedió a su existir. Pero por el lado más oscuro verán que no todo fue felicidad en la familia; su madre se vio obligada a tomar dos empleos sin descanso para soportar los gastos, sin saber que más adelante la tensión terminaría con su vida. Falleció en el sexto cumpleaños de su hija menor, dejando a la mayor con apenas diecisiete años al cuidado de otra vida. Se ha enfrentado a varios demonios, creció más rápido que cualquier otro niño pisoteando algunos placeres que sólo otorga la infancia, sacrificó lo poco que tenía para diversos fines beneficiosos, todo eso ¿para qué?, despiste de su parte al nunca plantearse que iba a quedarse sola.

En esa situación con un bonus extra a su cargo. Creyó que encontraría la solución yendo hacia el interior de la ciudad, en busca de un empleo seguramente, o un milagro por qué no. Pero su falta de experiencia no la ayudó en los negocios que fisgoneó, recordó entonces el folleto que halló hace unos días sobre bailarinas nocturnas.

Su memoria la llevó hacia el primer trabajo que tenía al alcance, muy a su pesar e incomodidad, aprendió a la fuerza por ella, y por Ubon. Sin preverlo se convirtió en la más buscada y deseada del lugar, al vivir apartada de la civilización nadie la había visto antes y su belleza deslumbró a los espectadores la primera noche, y la segunda, la tercera, y así diariamente en horarios madrugadores. Sin embargo la desgracia parece haberle tomado afecto. Hace dos años atrás tuvo una oferta de trabajo y traslado en Japón, semanas le tomó aceptarlo, en parte porque le preocupaba la salud de su hermana ya que se encontraba bastante enferma en aquel momento. Una vez allí todo lo hacía exactamente igual que antes, solamente en diferente ámbito, pero la situación de Ubon empeoraba a paso rápido y hasta el día de la fecha no se sabe qué enfermedad es lo que la mató. Al morir, el corazón de Maiphai bajó unos escalones con respecto a su salud. Tenía la ilusión de mejorar y darle una mejor vida, a ella misma también, irónicamente quería comenzar a estudiar medicina. Por si quieren verla y confirmar ésta historia, responde bajo el nombre de Ninfa Nocturna en los barrios bajos. Por todas estas cuestiones, ya no es lo que era. Ah sí, ¿sabe usted manejar el lenguaje de señas?.

objetos personales

{#} Me acuerdo que siempre llevaba encima la única imagen que pudo encontrar de su hermana, en ella aparecía con el peluche que actualmente sigue luciendo en la cabecera de su cama. {#} Siempre lleva una pequeña pizarra en su bolso, y tizas de colores. {#} Supongo que aún conserva su violín plateado, toda una pintura. {#} Sabe tres idiomas: Japones, Inglés, y Tailandes.

datos extras

{#} Cómo olvidar a ese animal, siempre lo vi como un perro inútil. Muy vago, poco activo y territorial, gruñía cada vez que hacía presencia. Hasta otro perro con una sola pata caminaba más que él. Pero Maiphai le tenía mucho cariño, demasiado. Es más, ella me desplazó varias veces por ese detestable intento de canino. {#} Los cuervos suelen seguirla, no me extraña. {#} Y como ya lo sabrá, nació sin la facultad del habla. Decían que no tenía ningún impedimento, que su cerebro concibe las ideas y ella las desea expresar, pero por algún motivo no puede utilizar las cuerdas vocales. Su diagnóstico fue parálisis completo y permanente de las mismas, momentáneamente sin tratamiento efectivo. Obviamente sabe leer los labios y se maneja con el lenguaje de señas, la cuestión aquí es que seguramente casi nadie es capaz de entenderla. Yo era una excepción.

imagenes

Spoiler:

Spoiler:

Spoiler:

Ah... mi nombre ya no importa, y de Maiphai únicamente fui un buen amigo. Ella es una mujer complicada, jamás me vio más allá de lo que yo deseé, de la misma forma que yo la veía a ella. Me hizo sentir un tonto de cierta manera. Me alejé a lo último por motivos que no voy a detallar, pero aún me persigue su maldición, aquella de poseer mucha, mucha memoria. Hasta la fecha desaparecí sin haberme ganado su entera confianza, o interés. No la culpa, ella optó por llevar una vida sin compromisos y sencilla, diría que disfruta de su libertad, pero no es verdad.

Original — Zhang Xiao Bai 'art.

"You can learn from anyone even your enemy"
avatar
Maiphai Imanothai
Amo / Demonio

Mensajes : 10
Localización : Next to Pink.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: รัง.

Mensaje por Marshall Lee el Miér Oct 16, 2013 7:08 pm



- Pasa por registro para personajes originales.





 
avatar
Marshall Lee
Mod / Vampiro

Mensajes : 256
Localización : Donde mis ganas me lleven

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.