Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normas del foro
Vie Ago 25, 2017 9:28 pm por Nirvana Gintare

»  Comprar pasaportes , licencia de conducir,DNI, permisos de residencia
Miér Ene 27, 2016 1:55 am por picoloxavi7

»  Comprar pasaportes , licencia de conducir,DNI, permisos de residencia
Miér Ene 27, 2016 1:52 am por picoloxavi7

»  Comprar pasaportes , licencia de conducir,DNI, permisos de residencia
Miér Ene 27, 2016 1:51 am por picoloxavi7

» Registro de mascotas
Dom Oct 11, 2015 8:44 pm por Ceres Darcy

» Cuanto más extravagante sea una mujer, más hermosa será...Como una flor venenosa
Dom Oct 11, 2015 8:14 pm por Ceres Darcy

» Seven Capital Sins [Normal]
Vie Oct 09, 2015 3:53 pm por Invitado

» Shikaisen Paradise // Cambio de botones
Dom Mayo 03, 2015 7:16 pm por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 6:07 pm por Invitado


 photo AdminBoton_zps39148abf.png photo ModHibari_zpsd8ace461.png photo ModPhilia_zpsfd59ac75.png photo ModMarshall_zpsa2a56ed3.png photo ModMunin_zps62bd1160.png



Inert LoveCrear foroCrearDangerous LoveLoving Pets!Lacim TenebrisAi No Kusabi Rol photo 35x35-1.pngCrear foro photo untitled45.pngAi No Kusabi RolCrear forotexto al poner el cursorDark CarnivalBelovedHogwarts


« O x y t o c i n

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

« O x y t o c i n

Mensaje por Samantha Luhrmann el Lun Oct 28, 2013 10:56 am



Oh, ¡Samantha! Hace un largo tiempo que no logro contactarme con ella. Tiene un extraño apellido, extravagante, Luhrmann. Cuando conocí a Sam en Norteamérica contaba con unos diecisiete años, actualmente debe de tener unos veinticuatro. Siempre me resultó pintorésco que sea australiana. Recuerdo que le gustaba la biología y el periodismo, sin embargo entró y estudió en la facultad sin orientación de una carrera específica, terminó siendo una simple secretaria ejecutiva pero con un gran potencial. Es buena en lo que hace, después de todo es humana e intenta tener todo perfecto. No tengo mucho contacto en el último tiempo, se encuentra muy ocupada debo suponer. Me gusta pensar en ella como una fémina responsable y brillante, así es. Señor, ella es pansexual, le gusta sentirse amada.


¿No es capaz de ver por sí mismo su cuerpo? ¡Es exuberante, por Dios!. Además, me resulta interesante su evolución con el paso de los años; si ven fotos suyas en su adolescencia lo primero que notarán es que no poseía tanto busto como ahora, también su cabello era más corto, sobrepasando tan solo un poco los hombros. Misteriosamente las pecas que rodeaban su nariz desaparecieron, pero si miran más detalladamente de cerca aún se ven pequeñas manchas. Su piel es semi pálida, parece que nunca ha tomado sol en su vida, nunca la vi ni siquiera quemada, aunque por otra parte ella tampoco demostró entusiasmo por ir a broncearse. Es más, en lo días con mucha energía solar habitúa a salir con un paraguas evitando el contacto con ésta. De una textura cremosa, o sea, blanda y resbaladiza, ninguna imperfección se presenta, por lo que, cuando se lastima, le es casi imposible ocultar un mínimo golpe. Yo… bueno, una vez la he visto totalmente desnuda, y le mentiría si digo que no me dio envidia. Le eché la culpa a sus génes, eso siempre me dije, no es probable que exista otro ser con esa curvas y proporciones, un físico admirable y voluptuoso. Contando con unos erectos pechos sobresalientes y sus pezones rosados; la dimensión de su trasero es chocante, quién no se daría vuelta solo para observarla bien ¡es un verdadero idiota! O un homosexual, eso es diferente; me matará si se entera de lo que estoy diciendo, así que mejor no doy más hincapié en detalles. Lo que sí es inevitable es alabar su extensa cabellera castaña, que es sedosa y radiante, cae como un manantial chocolatoso sobre sus hombros, pechos, caderas, hasta la mitad de su espalda. Sin dudas es una australiana ardiente, ¿se la imagina?, vestida con ropa ajustada o sino holgada, a quién le importa, todo lo que use le queda perfecto. Será porque ella lo es, digo. Y si no fuera por su cuerpo, en cuyo caso quedaría impactado por sus rasgos faciales. Es muy expresiva, sin dejar de lado ese aire sereno, sus finas y rojas cejas la acusan junto con su peculiar mirada acuosa. Su nariz es pequeña y un poco respingada, hecha para encajar en el marco de su cara, y cómo olvidar sus pulposos labios sonrosados. Son naturales, sin ningún maquillaje, nunca le gustó pintarse el rostro, en aquel aspecto no hace falta una pasada de nada puesto a que es demasiado hermosa naturalmente, que quizás un poco de pintura arruina esa armonía facial.


Quisiera llevar a coherentes palabras lo que es respirar ante un espécimen seráfico, que se ve envuelto entre una embriagadora esencia de exotismo y divinidad absoluta. Sé que no podré. El placer que me produce describir psicológicamente a Samantha no se compara con nada que me hubiera causado tanta inquietud y ansiedad en toda mi vida, como en éste inusual momento. Creo que empezaré por sus rasgos más conmovedores y característicos… en verdad es toda una mujer, una líder, quien prefiere permanecer anónima y crear sus acciones desde un puesto donde nadie sería capaz de detectarla. No tiene nada que ver con la soledad o timidez, simplemente con la comodidad y sobre todo la fuerza de voluntad. Tengo entendido que, cuando era una pequeña niñita, anhelaba ser una especie de “súper heroína” cuando adulta fuera, y creo que ha logrado cumplir ese envidiable sueño ¿sabe?. Me conmueve en el alma su comportamiento condescendiente y de clemencia hacia los menos capacitados e incompetentes. Está presente aquel ápice maternal del que tanto deseó disfrutar plenamente alguna vez, que por desgracia se vio biológicamente imposibilitada. Es una criatura completamente inteligente y calculadora aunque no lo parezca, y de inocente únicamente tiene algunas actitudes y su armónico aspecto. Es despierta, vivaz, muy humana. Cuenta con sentimientos fuertes y duros que contrasta su agradable persona; se enoja, y mucho, se exaspera, y mucho. Se llega a fastidiar demasiado y usa medidas drásticas si no hay nada más qué hacer. Me sorprendió la primera vez, pero Samantha es mucho más sensible a las vulnerabilidades y, también, a los defectos y estorbos que la vida otorga.

Entonces, puede ser más duras con las palabras que yo, incluso osada en exceso, y eso que soy una persona dura de roer y singularmente agresiva. Sencillamente ella sabe cómo lidiar con gente bélica y provocadora, no tiene pelos en la lengua, dice las cosas como son por más anodinas que sean ya que para ser francos odia la hipocresía. Oh, ¡qué difícil que es ser tan devotos a nuestros propios ideales y creencias! Vernos envueltos constantemente en situaciones que ponen a prueba la moral y el nivel de hipócritas, con lo que al fin y al cabo todo el mundo cuenta. La gran mayoría de los individuos seden ante la tentación, pero existe una pequeña proporción que se ve en desacuerdo con esas injustas comodidades. Los “idiotas”, como más de uno habrá nombrado, pero esos casos tienden a sorprender por la abundancia de libertad y valentía. Eso es ella. Sam es toda una mujer, como dije al principio, porque mantiene vivo el estereotipo, optando por lo moralmente correcto y a la vez viéndose capciosa y tenaz. Quiero destacar que, aunque no sorprende, sonríe con facilidad, y ríe… gracioso. Sé que a ella no le agrada ya que es la típica risa de un puerquito, pero si se le da aquella expresión sonora es porque en verdad está divertida con el hecho y, o, la persona. Simpatiza enseguida, haciendo casi imposible que un individuo como ella no caiga bien, nunca negaré que es muy compañera y fiel en todas sus formas. Lo negativo entre su resplandeciente brillo puede tratarse de su independencia, la cual sobrepasa; tiende a creer que puede hacer todo sola, aunque necesite ayuda se negará a aceptarla, lejos de los malos conceptos de “yo puedo hacer cualquier cosa” intuyo que en su pasado habrá pasado por una situación que quedó atrapada en su subconsciente. Se amarga cuando ve que realmente no es capaz. Otro aspecto negativo es su extrema honestidad, como remarqué antes, y la sencillez  con la que puede hacer de amigos, enemigos. Ah, en lo general, en el día a día, es alguien tranquila, espontánea, con absoluta independencia y una reputación que la salva de casi todo.


Pobre mujer, cuenta con desgracias de las que tanto odia, las que la hacen llegar al punto de preguntarse “diablos, ¿por qué yo?”. Sin embargo evita darle tanta vuelta al tema, enfoca su mente en sus mayores gustos para no pensar precisamente en las cosas que mal le hacen. Siempre mostró fanatismo por la pintura, ha pintado muchos paisajes y mezclado colores locamente, pero nada de eso tuvo un fin comercial a lo último. Es puro gusto, señor. Le encanta los animales, especialmente los pequeños e indefensos, aunque sinceramente tiene muchas más conexión con las bestias grandes. Vaya con ella la zoológico, por ejemplo, y verá el contacto visual que mantiene con los más salvajes. Es de buen comer, no tiene un plato favorito aunque frecuenta acudir a la comida chatarra, pero en la tranquilidad de su casa se prepararía aperitivos y cenas más vegetarianas que otra cosa. ¡Ha! ¿Quién dijo que no llega a ser muy tonta? Cuando va a un restaurante de comida mexicana o hace un pedido, siempre, siempre pide chimichanga. No le gusta, solamente le resulta divertido decir chi-mi-chan-ga. Y es así como se desperdicia el alimento. Recuerdo que es muy limpia, sí, acomoda cuando algo no está en su lugar, lava, plancha, perfuma toda su ropa. Su hogar debería oler a jazmín, o al menos en mi última visita era así, desde hace bastante tiempo. Gusta de darse largas duchas con espuma, tenía guardado en su cajón algunos patitos de goma que los pone para verlos y nada más. Es una especie de ritual de relajación, quiero pensar. Aunque no lo crea le agrada bastante el humor negro, puede reírse a base de la discriminación mientras no se pase de la raya, después de todo su naturaleza sigue presente. Los jóvenes, los menores, los pequeños. Le gustan mucho los niños, a falta de poseerlos, se la ve cariñosa con todos y cada uno.


Todo se caería si tocamos el tema de su familia, creo que ya lo dije, corríjame en cuyo caso, pero su odio más remarcado es hablar acerca de sus relaciones familiares. Un tabú, si así desea llamarle. Si la llegasen a escuchar con atención sabrán que no odia a su padre, solamente que al verse obligada a escoger entre él y su madre la frustró mucho. Por eso hoy en día le cuesta elegir lo que quiere, se siente insegura, el miedo de saber si está errada o no es uno de sus demonios. Veamos, se relaciona con la gente fácilmente, pero detesta cuando una conversación se hace eterna, mucho más cuando no se siente cómoda con el individuo, intentará cortar la charla a toda costa aunque sea con algo estúpido o torpe. Siente miedo cuando se acercan demasiado a su persona, ya tuvo malas experiencias siendo robada o golpeada en asaltos y todas esas porquerías, físicamente no es una chica fuerte. Algo más a lo que le teme es a encontrarse con un vampiro o un demonio, dice no sentirse preparada para encontrarse con semejantes criaturas. Odia que le griten, en el trabajo, en la calle, en cualquier sitio y por cualquier cosa. No suele despreciar a una persona, solamente si tiene ciertas características que la ahuyentan, como el nivel de agresividad, grosería o de fastidio. Samantha es paciente y bondadosa, pero todo Ser tiene un límite. Se ríe como un cerdo, eso no es nada seductor y la avergüenza, pero aun así tiene un ápice de ternura en tal. La enoja que se olviden de fechas importantes.


Pocas cosas sé sobre su pasado, tampoco ella ayuda a enterarse, lo más enigmático con lo que te puedes llegar a encontrar es la vida de Samantha. Oriunda de Melbourne, tiene una hermana mayor por cinco años llamada Maráida. Ella es psicóloga en Canberra, donde supuestamente también se encuentra su moribundo padre. Atravesó una infancia bastante deprimente, me confesó que el peor momento de su existencia fue cuando sus padres se separaron y tuvo que escoger con quién quería quedarse. Maráida y ella perdieron toda comunicación posible, y si una se animaba a hablar, la otra no atendía el teléfono. Resulta que la mayor decidió vivir con su padre, mientras que Sam sentía un gran apego hacia la mujer más importante del mundo: su madre. Generó rivalidades entre hermanas, lo cual perdura hasta hoy en día. Supongo que eso la afectó más de lo que lo hace creer, digo, por las tantas veces que la encontré llorando en el baño. Cuando cumplió quince años se mudó a Estados Unidos, exactamente al Estado de Illinois, Chicago. Allí comenzó a dar sus primeros pasos hacia su independencia, estudiando en diferentes escuelas artes plásticas y asistiendo a pequeñas talleres de periodismo y locución. Tenía muchos ánimos en ese entonces, mientras que su madre trabajaba Samantha alimentaba y acrecentaba sus posibilidades de un futuro prometedor en el área periodística o, como último recurso, no le desagrada la idea de convertirse en bióloga marina. Entonces ¡boom!, de repente todo eso dejó de existir. Es increíble como un accidente automovilístico borró todos sus sueños, se abandonó al sufrimiento eterno por esa desgracia, pero vamos, ¿quién no se sentiría terrible luego de perder a mamá?. Por cómo me lo relató, ella murió también. Ésta es la segunda versión de sí misma, el dolor por la infancia perdida invadió cada parte de su cuerpo y amargó su futuro. Yo realmente nunca fui de tener amigos, pero al conocerla en la secundaria enseguida me di cuenta que congeniaríamos bien, en primer lugar porque proveníamos del mismo lugar, aunque yo aún tenía aquel acento que me delataba como extranjera. Es una pena que escogimos carreras diferentes y tuvimos que separarnos, aunque permanecimos en contacto en los años posteriores. Hace ya unos cuatro meses que no sé absolutamente nada sobre su paradero, me preocupa que algo le haya sucedido, aunque por mi bien atribuyo a que la falta de contacto se debe a que ella está del otro lado del mundo, en Europa, para dormir mejor. Aunque mi cabeza se ve acribillada por los malos pensamientos, no quiero hacerme una mezcla en estos momentos. Bueno… ¿sabe? No creo que esté muy contenta con lo que le tocó, llámelo instinto, sexto sentido o algo similar, pero me arriesgo a afirmar que la vida solamente le ha demostrado que se vive de las pequeñas y grandes tragedias como del oxígeno.


¿Algún objeto personal? Bueno, ella valora mucho las fotografías. Son momentos únicos plasmados en una pequeña imagen. Porta un libro llena de fotografías de su familia. Es algo tan personal que ni siquiera yo tuve acceso directo, y habitúa a soltarse alguna que otra lágrima cuando lo fisgonea. En un accidente, seguro que es lo primero que salvaría.


Lo que puedo decir acerca de peculiaridades, datos extras o intereses, es que maneja muy bien el idioma francés, inglés no hace falta que lo mencione, japonés y un poco Italiano. ¿Pareja? Jajaja, digamos que hasta ahora no encontró a la persona “ideal”, es virgen en ese campo e inexperta en el tema amoroso. Repite lo que ve y oye, especula sobre esas cosas, lo que cree correcto. Oh, sí, por nada del mundo deben mencionar a su familia, en verdad les aseguro que no querrán involucrarse en todo ese lío. Había un gato callejero que solía seguirla a todas partes, merodea su ventana todas las noches, y ella es tan vulnerable a esos bichos que lo alimentaba. Hum, esto ya es algo personal, de todas maneas lo digo ya que no creo que le moleste tanto al final ya que es un tema quemado, supuestamente. Su hermana y ella están imposibilitadas de engendrar: Ambas tienen la matriz infantil, no pueden concebir, y si lo hacen abortarían en unas dos semanas. También, para sumar desgracias, padece de una condición llamada dextrocardia, su corazón se encuentra orientado del lado derecho en su pecho. Pocas veces se la ve agitada o sin aires, debe tranquilizarse para no ahogarse, es capaz de perder la consciencia o hiperventilar.


Mi nombre es Galeana Winkler, una vieja amiga de la castaña. Al principio no podía dejar de pensar en que había algo más que no me contaba, por ejemplo ¿qué hace aquí realmente? su familia, su verdadera identidad... nada encaja. Es como si cayera del cielo en el sitio equivocado, con las personas equivocadas, haciendo de su futuro uno incorrecto, y confuso para la misma Samantha. Ah, pero aprendí a no hacerme preguntas. Ya no más. Mire, sencillamente fui una parte fundamental para su vida como ella en la mía, de miseria hablamos. Digamos que nuestra relación fue una amistad complementadora y necesitada, ambas lo estábamos, pero ninguna confesará la verdad. La verdad que ahora no existe, pero que fue cierta una vez. No se gaste, ambas sabemos que un secreto, por más insignificante que fuera, vale lo mismo que aquellos de quienes tengamos que guardarlo.

Spoiler:
Spoiler:
Mirei-San — Shunya Yamashita art.

"You can learn from anyone even your enemy"
avatar
Samantha Luhrmann
Amo / Humano

Mensajes : 13

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: « O x y t o c i n

Mensaje por Philia el Mar Oct 29, 2013 5:57 pm



avatar
Philia
Mod / Dragón

Mensajes : 199
Localización : Corriendo de un lado a otro con fichas!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.