Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normas del foro
Vie Ago 25, 2017 9:28 pm por Nirvana Gintare

»  Comprar pasaportes , licencia de conducir,DNI, permisos de residencia
Miér Ene 27, 2016 1:55 am por picoloxavi7

»  Comprar pasaportes , licencia de conducir,DNI, permisos de residencia
Miér Ene 27, 2016 1:52 am por picoloxavi7

»  Comprar pasaportes , licencia de conducir,DNI, permisos de residencia
Miér Ene 27, 2016 1:51 am por picoloxavi7

» Registro de mascotas
Dom Oct 11, 2015 8:44 pm por Ceres Darcy

» Cuanto más extravagante sea una mujer, más hermosa será...Como una flor venenosa
Dom Oct 11, 2015 8:14 pm por Ceres Darcy

» Seven Capital Sins [Normal]
Vie Oct 09, 2015 3:53 pm por Invitado

» Shikaisen Paradise // Cambio de botones
Dom Mayo 03, 2015 7:16 pm por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 6:07 pm por Invitado


 photo AdminBoton_zps39148abf.png photo ModHibari_zpsd8ace461.png photo ModPhilia_zpsfd59ac75.png photo ModMarshall_zpsa2a56ed3.png photo ModMunin_zps62bd1160.png



Inert LoveCrear foroCrearDangerous LoveLoving Pets!Lacim TenebrisAi No Kusabi Rol photo 35x35-1.pngCrear foro photo untitled45.pngAi No Kusabi RolCrear forotexto al poner el cursorDark CarnivalBelovedHogwarts


[ F r a n s u a ]

Ir abajo

[ F r a n s u a ]

Mensaje por Fransua el Miér Oct 09, 2013 10:10 pm

Apodo:
Casper

Nombre:
Fransua

Edad que aparenta:
25 años [Pero lleva 70 de muerto]

Nacionalidad:
Francés

Raza:
Fantasma / Yurei

Sexo:
Hombre

Tendencia sexual:
Pansexual

Descripción Física:
De piel tan pálida como la nieve misma. Se cree que el sol nunca antes le dio, ni siquiera un solo rayo, pero solo son rumores, además, a quien le importa que no tenga una piel bronceada, si con ese toque de muerte le da un aire de misterio y que decir sobre esas sombras naturales y labios escarlata, que le resultan tanto llamativos como sensuales y uno se sorprende al saber que son marcas de nacimiento, cualquier pensaría sin dudara, que este tipo usa maquillaje o algo por el estilo. Su cabellera es corta, pegada en la nuca al salir de una húmeda, con un mechón pasando por su frente y otros más a cada lado de su rostro, fuera oscura, como el mismo carbón al ser consumido por el fuego, lo cual contrasta con su piel tan clara. Posee liliáceos y felinos ojos, un tanto rasgados, entrecerrados, coquetos, sugestivos, te incitan a no dejar de verlos; después de todo, es un maestro en utilizar lo que la buena fortuna le obsequio. Por último pero no menos importante, está su cuerpo. Es alto, de un metro ochenta, delgado, elegante, de brazos firmes y dedos largos.

Descripción Psicológica:
En ámbitos laborales poseía —e incluso luego de muerto mantiene— una personalidad formal, dedicada, comprometida y honesta en cuanto al trabajo se refiere. Sin embargo apenas salga del horario o ponga un pie fuera del local; se vuelve un fiestero, socarrón, burlón y mete lío, mas nunca malhumorado ni mucho menos, se toma la vida —o la muerte— demasiado light.  

Le gusta acosar de la manera mas sutil o directa. Este fantasma es un hombre que se toma enserió su trabajo, le gustara jugar y gastar bromas de manera siniestra, solo para divertirse al ver la expresión de los jóvenes. Esto no lo convierte en un mal hombre, solo es alguien a quien le encanta percibir el temor en los demás y en situaciones comprometedoras. Si, es todo un caso. Es bien ordenado, no le gusta el revuelo en especial cuando se trata con cosas laborales. A lo largo de sus años, ah comprendido que deber tener centrado su mundo, si no volverá a decaer —sí fuese posible caer más bajo que muerto— y no tendrá una meta.

No recuerda cuando fue la ultima vez que en vida se mostró molesto o enojado, pues fuera del los quehaceres es un espíritu demasiado vago para recaer en las arrugas de la inmadurez, si, a pesar de sus bromas; nunca se a molestado seriamente, fingirá pero nada mas, es alguien extraño y muy excéntrico. Siempre está de buen humor, mostrando su mejor sonrisa sin mascaras o mucho menos mentiras. Las mentiras no las tolera, le parecen absurdas y sin valor alguno, por lo tanto siempre es honesto y cuando sabe que va a ofender opta por no comentar nada y sí ve que el otro pierde los estribos en la conversación, directamente saltea el tema omitiendo ciertos detalles que no desea explicar.

Gustos:
— Servir a los vivos.
— El aroma del vino tinto.
— Novelas de horror.
— Películas cómicas.
— Los gatos negros.
— Colores monocromáticos.
— Mansiones abandonadas.
— Las noches de invierno.
— Las fiestas divertidas.
— El electro dance y pop.
— Jugarle bromas a los vivos.
— Los niños pequeños.

Odios:
— La abundancia de luz.
— Las arañas, es aracnofóbico.
— Las personas vulgares y aburridas.
— Canciones poco movidas.
— Películas y libros de drama.
— El humo de los cigarrillos.
— Quienes fingen coraje.
— Los sentimientos humanos.
— La frase "estás despedido".

Historia:
Fransua Lavoissier. Hijo de una campesina francesa y un padre del cual desconoce hasta el momento. Fransua nació en Toulouse - Francia y se desarrolló bajo un techo humilde con muchos altibajos —más bajos que altos— pero asimismo sorteó la mayoría de las adversidades que la vida le colocó por delante.

De estudios solo gozó de la formación básica y primaria ya que a sus doce años tuvo que comenzar a trabajar, cuando las carencias en el hogar acrecentaban. Nunca se quejó de esto, como el hombre se sentía responsable de cuidar a su madre y evitar del desahucio que todos los días le tocaba las puerta con diferentes cobradores. Así fue como, por esta presión, Frasua inició sus primeros labores en un restauran de poca monta pero que le pegaban lo suficiente como para mantener a flote la casa.

En barrios tan rústicos como los del antiguo Toulouse, era normal ver como los gerentes explotaban deliberadamente a los niños hasta sacarles todo el jugo que les fuera posible y quebraran sus voluntades antes de los treinta días para no pagarles a fin de mes; objetivo que no lograron con Fransua. Su espíritu y deseo de mejorar la vida tan mísera que llevaban tanto el como su madre, lo impulsaron a no renunciar jamás. Soportando dolores, malestares, humillaciones y todo con una sonrisa radiante.

Sí estas convencido de que la motivación es lo suficientemente fuerte, entonces las metas pueden recortar sus caminos y así fue aquella tarde en Toulouse. Tras siete años de trabajar sin parar —y prohibirse de mil cosas que un adolescente normal haría—, el afamado dueño de una cadena de restaurantes de lujo, observó el desempeño magnifico que tenía Fransua como mesero y no dudó dos veces en contratarlo. Una fachada elegante que podía mejorarse aun más, una sonrisa carismática que encantaba a los clientes y, por supuesto, sus manos rápidas a la hora de desenvolverse con los pedidos, fueron los factores que lo empujaron a la gloria. Los años que llevó cautivo fueron útiles a la larga y una vida de lujo le abrió las puertas.

Pronto se mudaron a Paris - Francia, ciudad de las oportunidades y la fama. Su madre nunca volvió a pasarla mal y él trabajaba día y tras día, teniendo lo que jamás pudo: fines de semanas libres donde se divertía a lo grande, abusando de los bailes, el alcohol y la diversión que jamás pudo disfrutar y que en aquel momento gozó como sí cada día fuera el último.

El último...    

Veintidós años de mala suerte y toda clase de carencias, fueron compensados con apenas tres años de buena vida. En una noche de borrachera como tantas otras, Fransua cometió el error más irresponsable de su existencia, conducir estando ebrio. Los resultados fueron un choque devastador que tras una explosión se llevó la vida de nuestro querido mesero sin dejar siquiera rastro de su cuerpo más que algunas vagas cenizas de la carne y huesos carbonizados. Estaba muerto, re muerto y sin embargo se veía allí. Era capaz de ver como su cuerpo se incineraba sin poder hacer nada para impedirlo porque cada objeto que tocaba lo traspasaba como sí fuese incorpóreo, como sí fuese un fantasma. ¿Qué ocurrió entonces...? se había convertido en un alma en pena, incapaz de elevar al cielo por asuntos pendientes en este mundo que ni el mismo conocía.

Sí había disfrutado plenamente de la vida en los últimos años ¿por qué causa no podía conseguir el descanso?, ¿por qué lo condenaban a ese estado?, ¿qué tanto mal causó como para merecer el castigo de verse así mismo enterrado, con su madre llorando sobre el lecho y varios años después ser el quien lloraba sobre la tumba de su madre?. Era injusto que pasado veinte años desde su muerte, aun continuara rondando sobre la tierra. No encontraba solución ni cura para su malestar y sus incógnitas.

A tal punto lo arrinconó su nueva situación que terminó aceptando lo que no quería; ingresar a una tienda de mascotas de cual tenía oídas. Wild Love, un lugar que le habría las puertas a cualquier criatura viva o muerta.

Objetos personales:
Uno de los anillos de su madre y algunas fotos de ella.

Imágenes:
Spoiler:



Información del físico:
Obake Garcon — Kaidan Restaurant


"You can learn from anyone even your enemy"
avatar
Fransua
Fantasma / Yūrei

Mensajes : 8

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [ F r a n s u a ]

Mensaje por Hibari Kyoya el Jue Oct 10, 2013 1:30 pm



avatar
Hibari Kyoya
Mod / Humano

Mensajes : 161

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.